Tránsito gastrointestinal inferior

¿Que es un análisis del tracto gastrointestinal (GI) inferior?

Un análisis del tracto GI inferior es un procedimiento en el que un médico utiliza rayos X y un líquido blanquecino llamado bario para examinar su intestino grueso. El bario hará que su intestino grueso sea más visible en una radiografía.

Los dos tipos de análisis del tracto GI inferior son

  • un análisis del tracto GI inferior de contraste único, el cual solo utiliza bario
  • un análisis del tracto GI inferior de doble contraste o contraste de aire, el cual utiliza tanto bario como aire para una visión más clara de su intestino grueso.

¿El análisis del tracto GI tiene otro nombre?

Un análisis del tracto GI también se denomina enema de bario.

¿Por qué los médicos usan análisis del tracto GI inferior?

Un análisis del tracto GI puede ayudar al médico a encontrar la causa de

  • hemorragia anal
  • cambios en la actividad intestinal
  • diarrea crónica
  • dolor abdominal
  • pérdida de peso inexplicable

Un análisis del tracto GI también puede mostrar

¿Cómo me preparo para un análisis del tracto GI inferior?

Para prepararse para un análisis del tracto GI inferior, necesitará hablar con su médico, cambiar su dieta y limpiar sus intestinos.

Hable con su medico

Usted debería hablar con su médico acerca de cualquier condición médica que usted tenga y todos los medicamentos, vitaminas y suplementos, prescritos o no, que usted tome.

También debe notificarle a su médico si le han realizado una colonoscopia una biopsia o una extracción de pólipos en las últimas 4 semanas.

Los médicos no recomiendan los rayos x para las mujeres embarazadas porque los rayos x podrían dañar al feto. Notifíquele a su médico si usted está o sospecha estar embarazada. Su médico podría recomendar un método diferente.

Cambie su dieta y limpie sus intestinos

Un profesional de la salud le dará instrucciones escritas para una preparación intestinal que deberá cumplir en su casa antes del procedimiento. Un profesional de la salud ordena una preparación intestinal para que no haya restos fecales, o haya muy pocas heces en su intestino. Una preparación intestinal completa le permite a la persona evacuar heces claras y liquidas. La presencia de heces dentro del colon podría impedir que la máquina de rayos x tome imágenes claras de su intestino.

Es posible que tenga que seguir una dieta de líquidos claros de 1 a 3 días antes del procedimiento. Las indicaciones brindarán instrucciones específicas acerca de cuándo se comenzará y se terminará la dieta de líquidos claros. En la mayoría de los casos, usted podrá tomar o comer lo siguiente:

  • caldos o consomés sin grasas
  • gelatina de sabores como limón, lima, o naranja
  • café o té solo, sin leche o crema
  • bebidas deportivas de sabores como limón, lima, o naranja
  • jugo de frutas colado, como manzana o uva verde (los médicos recomiendan evitar el jugo de naranja)
  • agua
Mujer que bebe un vaso de agua.
Usted podría necesitar seguir una dieta de líquidos claros por 1 a 3 días
antes del análisis del tracto gastrointestinal (GI) inferior.

Su médico le dirá cuanto tiempo antes del procedimiento deberá dejar de ingerir alimentos o bebidas.

Un profesional de la salud le pedirá que siga las indicaciones para una preparación intestinal antes del procedimiento. La preparación intestinal le causará diarrea, por lo que usted debería permanecer cerca de un baño.

Distintos tipos de preparaciones intestinales pueden contener distintas combinaciones de laxantes—píldoras que se toman o polvos que se disuelven en agua y otros líquidos claros—y enemas. Algunas personas deberán tomar una gran cantidad de laxante líquido, a menudo un galón, durante un periodo de tiempo programado—muy a menudo la noche antes del procedimiento.

Usted podría considerar difícil esta parte de la preparación intestinal; no obstante, es muy importante cumplir por completo con la preparación. Su médico no podrá ver el intestino claramente si la preparación no se realiza por completo.

Llame a un profesional de la salud si siente efectos secundarios que le impidan finalizar la preparación.

¿Cómo realizan los médicos un análisis del tracto GI inferior?

Un técnico en radiología y un radiólogo realizan un análisis del tracto GI inferior en un hospital o centro ambulatorio. No se requiere anestesia. El procedimiento generalmente toma 30 a 60 minutos.

Para la prueba, se le solicitará que se recueste en una camilla mientras que el radiólogo inserta un tubo flexible en su ano y llena su intestino grueso con bario. El radiólogo evita que el bario se filtre de su ano inflando un balón colocado al final del tubo. Se le podría solicitar que cambie de posición varias veces para poder cubrir el intestino grueso uniformemente con el bario. Si a usted le están realizando un análisis del tracto GI inferior de doble contraste, el radiólogo le inyectará aire por el tubo para inflar su intestino grueso.

Durante el procedimiento, usted podría sentir cierta incomodidad y sentir la necesidad de evacuar. Usted deberá permanecer inmóvil en varias posiciones mientras el radiólogo y el técnico en radiología le toman radiografías y posiblemente un video, llamado fluoroscopia.

El radiólogo o técnico desinflará el balón en el tubo cuando las imágenes estén completas. La mayor cantidad de bario drenará a través del tubo. Usted expulsará el líquido de bario restante en una bacinilla o en un baño cercano. Un profesional de la salud podría colocarle un enema para que expulse el resto del líquido de bario.

Cuidado de la salud de habla profesional con un paciente.
Un técnico en radiología y un radiólogo realizan un análisis del tracto GI
inferior en un hospital o centro ambulatorio.

¿Qué puedo esperar después de un análisis del tracto GI inferior?

Después de un análisis del tracto GI inferior, usted puede esperar lo siguiente:

  • Podría tener calambres o hinchazón en su abdomen durante la primera hora después de realizado el procedimiento.
  • Podría reanudar la mayoría de las actividades normales después de dejar el hospital o centro ambulatorio.
  • Durante varios días, sus heces podrían ser blancas o de color claro debido al bario en su intestino grueso.
  • Un profesional de la salud le dará las indicaciones sobre cómo cuidarse después del procedimiento. Las instrucciones le explicaran como expulsar de su intestino grueso, el bario restante. Usted deberá seguir todas las indicaciones.

El radiólogo leerá las radiografías y le enviara a su médico, un informe con los resultados.

¿Cuáles son los riesgos de un análisis del tracto GI inferior?

Los riesgos de un análisis del tracto GI inferior incluyen

  • estreñimiento debido al enema de bario—la complicación más común en un análisis del tracto GI inferior
  • una reacción alérgica al bario
  • obstrucción intestinal
  • derrame de bario a través de un desgarre o perforación de la pared del intestino grueso
Octubre de 2016
Share

Versiones Alternativas

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.