Tránsito gastrointestinal

En esta página:

¿Qué es un tránsito gastrointestinal?

Un tránsito gastrointestinal es un procedimiento en el que el médico usa radiografías, fluoroscopia y un líquido calcáreo o blanquecino llamado bario para ver la parte superior del aparato digestivo del paciente. El bario hará más visible la parte superior del aparato digestivo en una radiografía.

Los dos tipos de tránsito gastrointestinal son:

  • tránsito gastrointestinal estándar, que usa solo bario
  • tránsito gastrointestinal de doble contraste, que usa aire y bario para una visión más clara del revestimiento del estómago

¿Para qué usan los médicos el tránsito gastrointestinal?

Un tránsito gastrointestinal puede ayudar al médico a encontrar la causa de:

  • náuseas y vómito
  • dolor abdominal
  • problemas de deglución
  • adelgazamiento sin razón aparente

Un tránsito gastrointestinal también puede mostrar:

  • crecimientos anormales como cáncer
  • varices esofágicas
  • reflujo gastroesofágico
  • una hernia hiatal
  • cicatrices o estenosis
  • úlceras

¿Cómo se prepara el paciente para un tránsito gastrointestinal?

En preparación para un tránsito gastrointestinal, el paciente no debe comer, beber, fumar ni masticar chicle. Además tendrá que consultar con el médico.

No debe comer, beber, fumar ni masticar chicle

Para poder ver con claridad la parte superior del aparato digestivo, es muy probable que el médico le pida al paciente que no coma, beba, fume o mastique chicle en las 8 horas previas al procedimiento.

Debe consultar con el médico

El paciente debe consultar con el médico sobre cualquier afección médica que tenga y todos los medicamentos recetados y de venta libre, vitaminas y suplementos que toma.

Una profesional de atención médica hablando con una mujer sobre su historia clínica.
El paciente debe consultar con el médico sobre cualquier afección médica que tenga y todos los medicamentos recetados y de venta libre, vitaminas y suplementos que toma.

Los médicos no recomiendan las radiografías para las mujeres embarazadas porque estas pueden perjudicar al feto. La paciente debe informar al médico si está embarazada o podría estarlo. El médico puede sugerir un procedimiento diferente.

Un médico puede recomendar un tránsito gastrointestinal para un niño cuando los beneficios del procedimiento superen el riesgo relativamente pequeño de las radiografías. Se debe consultar con el pediatra sobre las medidas de seguridad que se usan para disminuir la exposición del niño a las radiografías durante el procedimiento.

Un técnico en radiología y un radiólogo hacen el tránsito gastrointestinal en un hospital o centro para pacientes ambulatorios. El paciente no necesita anestesia. El procedimiento por lo general toma unas 2 horas; sin embargo, puede tomar hasta 5 horas si el bario pasa muy lentamente a través del intestino delgado.

Para el procedimiento, se le pedirá al paciente que se pare o se siente frente a una máquina de radiología y beba un líquido de bario, que cubrirá el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo. Luego se acostará en la mesa de radiología y el radiólogo observará en la radiografía y la fluoroscopia cómo el bario pasa a través del aparato digestivo. El técnico puede presionarle el abdomen o pedirle que cambie de posición varias veces para cubrir uniformemente la parte superior del aparato digestivo con el bario.

Si al paciente le están haciendo un estudio de doble contraste, tendrá que ingerir cristales formadores de gas que se mezclan con el bario que recubre el estómago. El gas expande el estómago, lo que le permite al radiólogo ver con más detalle el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo. Luego el técnico tomará otras radiografías.

¿Qué debe esperar el paciente después de un tránsito gastrointestinal?

Después de un tránsito gastrointestinal, el paciente puede:

  • sentir cólicos en el abdomen o distensión abdominal durante la primera hora después del procedimiento
  • reanudar la mayoría de las actividades normales después de salir del hospital o centro para pacientes ambulatorios
  • durante varios días, hacer deposiciones blancas o de color claro por el bario que ha quedado en su aparato digestivo
  • recibir del profesional de atención médica indicaciones sobre cómo cuidarse después del procedimiento; las indicaciones explicarán cómo eliminar el bario que ha quedado en el aparato digestivo. El paciente debe seguir las indicaciones al pie de la letra.

Un especialista leerá las radiografías y enviará al médico del paciente un informe de los hallazgos.

¿Cuáles son los riesgos de un tránsito gastrointestinal?

Los riesgos de un tránsito gastrointestinal incluyen:

  • estreñimiento por el bario, que es la complicación más común de este procedimiento
  • una reacción alérgica al bario o al saborizante en el bario
  • obstrucción intestinal
Agosto de 2016
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.