Biopsia del hígado

En esta página:

¿Qué es una biopsia del hígado?

Una biopsia del hígado es un procedimiento en el cual el médico toma una pequeña muestra de tejido hepático. El patólogo examina el tejido bajo un microscopio en busca de señales de lesión o enfermedad.

¿Existen diferentes tipos de biopsias del hígado?

Sí. En cada tipo de biopsia del hígado, los médicos toman la muestra de tejido hepático de una manera diferente. A continuación se describen los tipos comunes de biopsias del hígado.

Biopsia del hígado percutánea

En la biopsia del hígado percutánea, el médico inserta una aguja a través de la piel en la parte superior del abdomen para tomar una pequeña muestra de tejido hepático.

Este es el tipo más común de biopsia del hígado y se ha hecho de manera rutinaria durante muchos años. El médico podría hacer una ecografía o tomografía computarizada (TC) para asegurarse de que la aguja esté colocada en el lugar correcto.

Ilustración de una biopsia del hígado percutánea, que muestra el hígado dentro de un torso humano, una aguja insertada en el abdomen y un portaobjetos.
Biopsia del hígado percutánea

Biopsia del hígado transyugular

En la biopsia del hígado transyugular, el médico inserta la aguja en una vena del cuello (vena yugular). El médico pasa la aguja por las venas hasta el hígado para tomar una pequeña muestra de tejido.

Los médicos generalmente hacen una biopsia transyugular en personas que corren un mayor riesgo de presentar problemas con la biopsia del hígado percutánea. Por ejemplo, es más probable que se presente sangrado después de una biopsia percutánea en las personas que tienen problemas con la coagulación de la sangre . En personas que tienen ascitis, una acumulación de líquido en el abdomen como resultado de la cirrosis, la biopsia percutánea es difícil porque el hígado está demasiado lejos de la piel y es difícil de abordar.

Además, la biopsia transyugular le permite a los médicos medir la presión en las venas del hígado al mismo tiempo que hacen la biopsia.

Biopsia del hígado quirúrgica

Si el paciente necesita una biopsia del hígado y se someterá a una cirugía por otros motivos, el médico podría hacer una biopsia del hígado durante la cirugía.

¿Por qué hacen los médicos una biopsia del hígado?

Los médicos usan la biopsia del hígado para:

  • diagnosticar enfermedades hepáticas cuando no pueden confirmar un diagnóstico con análisis de sangre o pruebas de diagnóstico por la imagen
  • determinar cuán grave es la lesión o enfermedad hepática
  • ayudar a determinar el mejor tratamiento para la lesión o enfermedad hepática
  • determinar si el tratamiento para la enfermedad hepática está funcionando

¿Cómo prepararse para una biopsia del hígado?

Para prepararse para una biopsia del hígado, el paciente debe consultar con el médico, hacerse análisis de sangre y pruebas de diagnóstico por la imagen si es necesario, programar el traslado a casa después del procedimiento y seguir las indicaciones del médico sobre el ayuno antes del procedimiento.

Consultar con el médico

El paciente debe consultar con el médico sobre lo que puede esperar antes, durante y después de la biopsia del hígado.

Además, debe consultar con el médico sobre las alergias y afecciones médicas que tenga y todos los medicamentos recetados y de venta libre, las vitaminas y suplementos que toma, incluso:

El médico podría pedirle que deje de tomar temporalmente los medicamentos que afectan la coagulación de la sangre o que interactúan con los sedantes. El paciente podría recibir sedantes durante la biopsia del hígado que le ayudarán a relajarse y a mantenerse cómodo.

Análisis de sangre y pruebas de diagnóstico por la imagen

Antes de hacer la biopsia del hígado, el médico podría ordenarle al paciente análisis de sangre para determinar cuán bien coagula su sangre. Para los análisis de sangre, un profesional de atención médica tomará una muestra de sangre del paciente y la enviará a un laboratorio.

Una enfermedad hepática grave, los trastornos hemorrágicos hereditarios como la hemofilia y otras afecciones de salud podrían causar problemas con la coagulación de la sangre. Si el paciente tiene este tipo de problemas, el médico podría hacerle una transfusión (en inglés) de plaquetas o factores de coagulación justo antes de la biopsia del hígado. Además, podría recomendar una biopsia del hígado transyugular en lugar de una biopsia del hígado percutánea.

El médico también podría ordenar pruebas de diagnóstico por la imagen para examinar el hígado y los órganos circundantes y encontrar el mejor lugar para insertar la aguja para la biopsia. Las pruebas de diagnóstico por la imagen podrían incluir:

  • ecografía, que usa un dispositivo llamado transductor, que emite ondas de sonido seguras e indoloras de los órganos para crear imágenes de su estructura
  • tomografía computarizada, que usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para crear imágenes

Programar el traslado a casa

Por razones de seguridad, la mayoría de las personas no pueden conducir a casa después de haberse sometido a una biopsia del hígado. El paciente deberá programar el traslado a casa después del procedimiento.

Seguir las indicaciones del médico sobre el ayuno antes del procedimiento

Los médicos podrían pedirles a los pacientes que ayunen, es decir, que no coman ni beban nada, durante varias horas antes de una biopsia del hígado. En algunos casos, los médicos piden a los pacientes que coman un pequeño refrigerio unas horas antes del procedimiento. Las indicaciones sobre el ayuno varían, y los médicos podrían dar diferentes indicaciones para los diferentes tipos de biopsias. Se deben seguir cuidadosamente las indicaciones del médico.

¿Cómo hacen los médicos una biopsia del hígado?

Los médicos hacen la biopsia del hígado en un hospital o en un centro para pacientes ambulatorios.

Biopsia del hígado percutánea

El médico encontrará el mejor lugar para insertar la aguja para la biopsia palpando el abdomen o usando una ecografía o una tomografía computarizada. Los médicos también podrían usar ecografías o tomografías computarizadas para guiar la aguja durante el procedimiento.

El paciente recibirá anestesia local para adormecer la zona donde el médico insertará la aguja para la biopsia. Si es necesario, también podría recibir sedantes y analgésicos.

Le pedirán al paciente que se acueste boca arriba y coloque la mano derecha sobre la cabeza. El médico le hará un pequeño corte en el lado derecho del abdomen e insertará la aguja. Le podría pedir que exhale y contenga la respiración mientras toma la muestra de tejido hepático.

Después de la biopsia, el médico colocará una venda sobre el corte en el abdomen. Es posible que después de la biopsia le pidan que se acueste sobre el lado derecho; deberá permanecer acostado durante unas horas. Por lo general, los profesionales de atención médica revisarán los signos vitales con regularidad durante 2 a 4 horas después del procedimiento.1

Biopsia del hígado transyugular

El médico hará una ecografía para encontrar el mejor lugar en el cuello para ingresar a la vena yugular. Durante el procedimiento, el médico hará una ecografía para ver la vena yugular y una fluoroscopia, un tipo de radiografía, para ver las venas entre el cuello y el hígado.

El paciente recibirá anestesia local para adormecer la zona donde el médico insertará la aguja para la biopsia. También podría recibir sedantes y analgésicos.

Se le pedirá al paciente que se acueste boca arriba y gire la cabeza hacia un lado. El médico hará un pequeño corte en el cuello y con una aguja hará un pequeño agujero en la vena yugular. Luego, insertará un catéter (tubo delgado y flexible) a través de las venas hasta el hígado y pasará la aguja a través del catéter hasta el hígado para tomar una muestra de tejido.

Después de la biopsia, el médico colocará una venda sobre el corte en el cuello. El paciente deberá permanecer acostado y le controlarán sus signos vitales periódicamente durante al menos 4 horas después del procedimiento.1

Biopsia del hígado quirúrgica

El paciente recibirá anestesia para la cirugía. Los médicos pueden hacer una biopsia del hígado durante la cirugía abierta o la cirugía laparoscópica. En la cirugía abierta, los médicos hacen un corte grande para abrir el abdomen. En la cirugía laparoscópica, los médicos hacen pequeños cortes en el abdomen e insertan herramientas especiales para examinar o reparar órganos y tejidos.

¿Qué debe el paciente esperar después de una biopsia del hígado?

Después del procedimiento, el paciente, o un amigo o familiar que lo acompaña si el paciente todavía está aturdido, recibirá indicaciones sobre cómo debe cuidarse. El paciente debe seguir las indicaciones al pie de la letra. Las indicaciones podrían variar, según el tipo de biopsia del hígado a la que se haya sometido.

Debe consultar con el médico sobre cuándo puede reanudar sus actividades habituales. Después de una biopsia del hígado, los médicos a menudo recomiendan evitar la actividad intensa y levantar objetos pesados hasta por 1 semana.

Después del procedimiento, el patólogo examina la muestra de tejido bajo un microscopio en busca de señales de lesión o enfermedad. Los resultados de la biopsia tardan unos días o más en regresar del laboratorio.

Una profesional de atención médica hablando con un paciente y un familiar del paciente.Después de una biopsia del hígado, el paciente recibirá indicaciones sobre cómo cuidarse después del procedimiento

¿Cuáles son los riesgos de la biopsia del hígado?

Los riesgos de una biopsia del hígado incluyen complicaciones como:

Sangrado

El sangrado interno es una complicación grave de la biopsia del hígado; podría causar señales y síntomas como dolor intenso o que dura más de unas pocas horas después de la biopsia, presión arterial baja y ritmo cardiaco acelerado. Es posible que el paciente necesite tratamiento en un hospital, transfusiones de sangre y, a veces, cirugía u otro procedimiento para detener el sangrado.

Se presenta sangrado aproximadamente en 1 de cada 500 biopsias del hígado. Se presenta sangrado intenso en aproximadamente en 1 de cada 2,500 a 10,000 biopsias del hígado.1

Dolor

El dolor es la complicación más común después de una biopsia del hígado. El dolor a menudo ocurre en la parte superior derecha del abdomen o en el hombro derecho. En la mayoría de los casos, el dolor es leve y desaparece unas pocas horas después de la biopsia. Si el dolor es intenso o dura más, podría ser una señal de hemorragia interna.

El paciente debe consultar con el médico si siente algún dolor después de una biopsia del hígado. El médico podría recomendarle o recetarle medicamentos para el dolor. Si el dolor no es leve o no desaparece varias horas después de la biopsia, podría ordenar pruebas para determinar la causa del dolor.

Otras complicaciones

Las complicaciones poco frecuentes que podrían presentarse después de una biopsia del hígado incluyen:

  • infección, que podría causar septicemia
  • pulmón colapsado, conocido como neumotórax
  • acumulación de sangre en el espacio entre el pulmón y la pared torácica, conocida como hemotórax
  • lesión a otros órganos

Buscar atención médica de inmediato

El paciente debe buscar atención médica de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas después de una biopsia del hígado:

  • sangrado, dolor, enrojecimiento o inflamación en el sitio de la biopsia o donde el médico hizo un corte para insertar la aguja
  • mareo, desmayo o debilidad
  • fiebre
  • náuseas o vómito
  • dolor en el abdomen, el hombro o el pecho
  • problemas para respirar o falta de aliento
  • latidos acelerados o fuertes del corazón
  • heces de color negro y alquitranadas o que contienen sangre
  • inflamación del abdomen o distensión abdominal
Última revisión Agosto de 2019
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Don C. Rockey, M.D., Medical University of South Carolina