1. Home
  2. Health Information
  3. Información de la salud
  4. Diabetes
  5. Información general sobre la diabetes
  6. Insulina, medicamentos y otros tratamientos para la diabetes

Insulina, medicamentos y otros tratamientos para la diabetes

La insulina y otras medicinas para la diabetes suelen formar parte del tratamiento de la enfermedad. Junto con la alimentación saludable y la actividad física, las medicinas pueden ayudarle a controlar la enfermedad. Hay otras opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué medicinas podría tomar para la diabetes?

La medicina que usted tome variará de acuerdo a su tipo de diabetes y si la medicina controla bien los niveles de glucosa en la sangre. Otros factores, como problemas de salud adicionales, los costos de las medicinas y sus actividades diarias, pueden influir en las medicinas que usted tome para la diabetes.

Diabetes tipo 1

Si usted tiene diabetes tipo 1, tiene que inyectarse insulina porque su cuerpo ya no produce esta hormona. Tendrá que usar insulina varias veces al día, incluso con las comidas. También podría utilizar una bomba de insulina, que le administra pequeñas dosis constantemente durante todo el día.

Diabetes tipo 2

Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su enfermedad eligiendo opciones saludables de alimentación y haciendo más actividad física. Muchas personas con diabetes tipo 2 también necesitan medicinas para la diabetes. Estos pueden incluir tabletas o medicinas que se inyectan debajo de la piel, como la insulina. Con el tiempo, es posible que necesite más de una medicina para controlar la glucosa en la sangre. Incluso si no usa insulina, puede necesitarla en ocasiones especiales, como durante el embarazo o si está hospitalizado.

Diabetes gestacional

Si tiene diabetes gestacional, primero tiene que tratar de controlar su glucosa en la sangre alimentándose sanamente y haciendo ejercicio con regularidad. Si no puede alcanzar su nivel ideal de glucosa en la sangre, su equipo de atención médica le dará información acerca de las medicinas para la diabetes, como la insulina o medicinas orales como la metformina, que se pueden tomar sin problema durante el embarazo. Su equipo de atención médica puede recetarle las medicinas para la diabetes de inmediato si su glucosa en la sangre está muy alta.

Cualquiera que sea su tipo de diabetes, a veces, tener que tomar las medicinas todos los días puede sentirse como una carga. Como parte de su plan de manejo de la diabetes, también es posible que deba tomar medicinas para otros problemas de salud, como la presión arterial alta o el colesterol alto.

¿Cuáles son los diferentes tipos de insulina?

Hay varios tipos de insulina disponibles. Cada uno comienza a funcionar a una velocidad diferente, lo que se conoce como “comienzo de la acción”, y ejercen su efecto durante tiempos diferentes, lo que se conoce como “duración del efecto”. La mayoría de las insulinas alcanza un pico, que es cuando tienen el efecto más fuerte, y luego este efecto se desvanece en el curso de algunas horas.

Tipos de insulina y cómo funcionan
Tipo de insulina Cuánto se demora en comenzar a funcionar (comienzo de la acción) Cuándo alcanza el pico Cuánto tiempo actúa (duración del efecto)
Acción rápida Unos 15 minutos después de la inyección 1 hora 2 a 4 horas
Acción corta, también llamada regular Dentro de los 30 minutos siguientes a la inyección 2 a 3 horas 3 a 6 horas
Acción intermedia 2 a 4 horas después de la inyección 4 a 12 horas 12 a 18 horas
Acción prolongada Varias horas después de la inyección No hace pico 24 horas; algunas duran más

La anterior tabla da los promedios. Siga los consejos de su médico sobre cuándo y cómo usar la insulina. Su médico también podría recomendarle una insulina premezclada, que es una mezcla de dos tipos de insulina. Dado que algunos tipos de insulina cuestan más que otros, hable con su médico acerca de sus opciones si le preocupa el costo. Aprenda más sobre la ayuda financiera para el cuidado de la diabetes.

¿Cuáles son las diferentes formas de usar insulina?

La forma de usar la insulina puede depender de su estilo de vida, su plan de seguro médico y sus preferencias. Usted puede decidir que las agujas no son lo suyo e inclinarse por un método diferente. Hable con su médico acerca de sus opciones y lo que es mejor para usted. La mayoría de las personas con diabetes usan una aguja y una jeringa, autoinyectores tipo bolígrafo o una bomba de insulina. Los inhaladores, los puertos de inyección y los inyectores de insulina tipo jet son menos comunes.

Aguja y jeringa

Usted puede aplicarse las inyecciones de insulina con una aguja y una jeringa. Usted usa la jeringa para extraer su dosis de insulina del vial o frasco. La insulina trabaja más rápido cuando se inyecta en el abdomen, pero se deben rotar los puntos de aplicación. Otros puntos incluyen los muslos, los glúteos o la parte superior del brazo. Algunas personas con diabetes que usan insulina necesitan de dos a cuatro inyecciones al día para lograr sus niveles deseados de glucosa en la sangre mientras que otras pueden necesitar solo una inyección.

Un frasco de insulina y una jeringa.
Las inyecciones de insulina implican extraer con una jeringa la medicina de un vial y luego inyectarlo debajo de la piel.

Autoinyector de insulina tipo bolígrafo

Este dispositivo para inyectar insulina se parece a un bolígrafo, pero tiene una aguja en la punta. Algunos de estos autoinyectores de insulina ya vienen llenos y son desechables. Otras tienen espacio para un cartucho de insulina que se inserta y se reemplaza después del uso. Estos autoinyectores de insulina cuestan más que las agujas y jeringas, pero a muchas personas les parecen más fáciles de usar.

Un autoinyector de insulina tipo bolígrafo.
Los autoinyectores de insulina tipo bolígrafo son una forma cómoda de administrarse la insulina.

Bomba

Una bomba de insulina es una máquina pequeña que administra dosis pequeñas y constantes de insulina durante todo el día. La bomba se usa fuera del cuerpo en un cinturón o en un bolsillo o bolsa. Está conectada a un pequeño tubo de plástico y a una aguja muy pequeña que se inserta debajo de la piel y permanece varios días en su lugar. La bomba administra la insulina al cuerpo a través del tubo las 24 horas del día. El usuario también puede aplicarse dosis adicionales de insulina con la bomba a la hora de las comidas. Hay otro tipo de bomba que no tiene tubos y se conecta directamente a la piel, como un parche autoadhesivo.

Una mujer que sostiene una bomba de insulina con el tubo conectado a un parche en su abdomen donde se inserta la aguja.
Las bombas de insulina suministran insulina las 24 horas del día.

Inhalador

Otra forma de administrar la insulina es inhalándola en polvo por la boca usando un dispositivo inhalador. La insulina llega a los pulmones y pasa rápidamente a la sangre. La insulina inhalada es solo para adultos con diabetes tipo 1 o tipo 2.

Puerto de inyección

Un puerto de inyección tiene un tubo corto que se inserta en el tejido debajo de la piel. Sobre la superficie de la piel, un parche adhesivo o vendaje mantiene el puerto en su lugar. La insulina se inyecta a través del puerto con una aguja y jeringa o con un autoinyector de insulina tipo bolígrafo. El puerto permanece en su lugar durante algunos días y luego se reemplaza por otro. Con un puerto de inyección ya no es necesario pinchar la piel para cada inyección, sino solo cuando se aplica un nuevo puerto.

Inyector de insulina tipo jet

Este dispositivo envía un rocío fino de insulina dentro de la piel a alta presión en lugar de utilizar una aguja para administrarla.

¿Qué medicinas orales hay para tratar la diabetes tipo 2?

Es posible que, además de una alimentación saludable y actividad física, tenga que tomar medicinas para manejar su diabetes tipo 2. Hay varias medicinas para la diabetes que se toman por vía oral y se conocen como medicinas por vía oral o medicinas orales.

La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 comienza su tratamiento con metformina en tabletas, aunque también viene en presentación líquida. La metformina reduce la cantidad de glucosa que se produce en el hígado y le ayuda al cuerpo a utilizar mejor la insulina. Esta medicina puede ayudarle a perder un poco de peso.

Otras medicinas orales actúan de diferentes formas para bajar los niveles de glucosa en la sangre. Es posible que deba añadir otra medicina para la diabetes después de un tiempo o utilizar una combinación de tratamientos. La combinación de dos o tres tipos de medicinas para la diabetes puede disminuir los niveles de glucosa en la sangre más que si usa uno solo.

Aprenda sobre los diferentes tipos de medicinas para la diabetes autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

¿Qué otras medicinas inyectables hay para tratar la diabetes tipo 2?

Además de la insulina, hay otras tipos de medicinas inyectables disponibles que ayudan a evitar que su nivel de glucosa en la sangre suba demasiado después de comer. Tal vez le quiten un poco el apetito y le ayuden a perder algo de peso. Estas medicinas inyectables adicionales no son sustitutos de la insulina. Aprenda más sobre las medicinas inyectables diferentes a la insulina.

¿Qué debo saber acerca de los efectos secundarios de las medicinas para la diabetes?

Los efectos secundarios son problemas que resultan del uso de una medicina. Si usted no equilibra sus medicinas con su alimentación y su nivel de actividad física, algunas medicinas para la diabetes pueden causar hipoglucemia, es decir, bajo nivel de glucosa en la sangre.

Pregúntele a su médico si la medicina que usted usa para la diabetes puede causarle hipoglucemia u otros efectos secundarios, como malestar estomacal o aumento de peso. Tome sus medicinas para la diabetes como se lo indica su médico para ayudar a evitar los efectos secundarios y los problemas de la diabetes.

¿Tengo otras opciones para el tratamiento de la diabetes?

Cuando las medicinas y los cambios del estilo de vida no son suficientes para controlar la diabetes, otra opción podría ser un tratamiento menos común. Entre los tratamientos adicionales están la cirugía bariátrica para algunas personas con diabetes tipo 1 o tipo 2 y un “páncreas artificial” y el trasplante de los islotes de páncreas para algunas personas con diabetes tipo 1.

Cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica, también conocida como cirugía para adelgazar o cirugía metabólica, puede ayudar a algunas personas que tienen obesidad y diabetes tipo 2 a perder gran cantidad de peso y recuperar los niveles normales de glucosa en la sangre. Algunas personas con diabetes pueden suprimir sus medicinas para la diabetes después de la cirugía bariátrica. La mejoría de los niveles de glucosa en la sangre y su duración varían dependiendo del paciente, el tipo de cirugía para adelgazar y la cantidad de peso que pierde. Otros factores incluyen el tiempo que la persona ha estado diabética y si utiliza insulina o no.4

Algunas investigaciones recientes sugieren que la cirugía para adelgazar también puede ayudar a mejorar el control de los niveles de glucosa en la sangre en personas con diabetes tipo 1 que además están obesas.5

Los investigadores están estudiando los resultados a largo plazo de la cirugía bariátrica en personas con diabetes tipo 1 y tipo 2.

Páncreas artificial

El NIDDK ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de la tecnología del “páncreas artificial”. Un páncreas artificial reemplaza las pruebas manuales delos niveles de glucosa en la sangre y el uso de insulina en inyecciones o en bomba de infusión. Un solo sistema controla los niveles de glucosa en la sangre las 24 horas del día y suministra automáticamente la insulina o una combinación de insulina y una segunda hormona, el glucagón. El sistema también se puede controlar de forma remota, por ejemplo, por los padres o el personal médico.

En 2016, la FDA aprobó un tipo de páncreas artificial llamado sistema híbrido de circuito cerrado. Este sistema cerrado calcula el nivel de glucosa cada 5 minutos durante el día y la noche, y administra automáticamente la cantidad correcta de insulina.

Sigue siendo necesario ajustar manualmente la cantidad de insulina que la bomba suministra a la hora de las comidas, pero el páncreas artificial libera a la persona de algunas de las tareas diarias necesarias para mantener estable el nivel de glucosa en la sangre, o le ayuda a pasar la noche sin tener que despertarse a medirse la glucosa en la sangre o a tomarse una medicina.

Se prevé que el sistema híbrido de circuito cerrado estará disponible en los Estados Unidos en el 2017. Pregúntele a su médico si este sistema podría ser adecuado para usted.

El NIDDK ha financiado varios estudios importantes sobre los diferentes tipos de páncreas artificiales para ayudar a las personas con diabetes tipo 1 a manejar mejor su enfermedad. Estos dispositivos también podrían ayudar a las personas con diabetes tipo 2 y diabetes gestacional.

Trasplante de los islotes de páncreas

El trasplante de los islotes de páncreas es un tratamiento experimental para la diabetes tipo 1 mal controlada. Los islotes son pequeños grupos de células del páncreas que producen la hormona insulina. En la diabetes tipo 1 el sistema inmunitario ataca estas células. Al hacer un trasplante de islotes pancreáticos se reemplazan los islotes destruidos por otros nuevos que producen y liberan insulina. Para este procedimiento se toman islotes del páncreas de un donante de órganos y se transfieren a una persona con diabetes tipo 1. Dado que los investigadores todavía están estudiando el trasplante de los islotes pancreáticos, el procedimiento solo está disponible para personas que participan en estudios de investigación. Obtenga aquí más información acerca de los estudios sobre el trasplante de islotes.

Referencias

Noviembre de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.