Endoscopia gastrointestinal

En esta página:

¿Qué es la endoscopia gastrointestinal?

La endoscopia gastrointestinal es un procedimiento que hace el médico con un endoscopio (un tubo flexible con una cámara) para ver el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo. Un gastroenterólogo, cirujano u otro profesional de atención médica especializado hace el procedimiento, con mayor frecuencia mientras el paciente recibe un sedante suave para ayudarle a relajarse.

¿Se conoce la endoscopia gastrointestinal con otro nombre?

Los profesionales de atención médica también pueden llamar al procedimiento endoscopia, endoscopia superior o esofagogastroduodenoscopia.

¿Para qué usan los médicos la endoscopia gastrointestinal?

Los médicos usan la endoscopia gastrointestinal para ayudar a diagnosticar y tratar los síntomas y afecciones del esófago, el estómago y la parte superior del intestino o duodeno.

La endoscopia gastrointestinal puede ayudar a encontrar la causa de síntomas inexplicables, como:

  • acidez estomacal persistente
  • sangrado
  • náuseas y vómito
  • dolor
  • problemas de deglución
  • adelgazamiento sin razón aparente

La endoscopia gastrointestinal se puede usar para identificar muchas enfermedades diferentes:

La endoscopia gastrointestinal puede detectar daños después de que el paciente come o toma sustancias químicas nocivas.

Durante una endoscopia gastrointestinal, el médico obtiene biopsias pasando un instrumento a través del endoscopio para obtener una pequeña muestra de tejido para la prueba. Las biopsias son necesarias para diagnosticar afecciones como:

Los médicos también usan la endoscopia gastrointestinal para:

  • tratar afecciones como hemorragia por úlceras, varices esofágicas u otras afecciones
  • dilatar o abrir las estenosis con un pequeño globo que pasa a través del endoscopio
  • extraer objetos, incluso alimentos, que puedan estar atrapados en la parte superior del aparato digestivo
  • extirpar pólipos u otros crecimientos
  • colocar tubos de alimentación o tubos de drenaje

Los médicos también están comenzando a usar la endoscopia gastrointestinal para hacer procedimientos de adelgazamiento en algunas personas obesas.

¿Cómo se prepara el paciente para una endoscopia gastrointestinal?

Debe consultar con el médico

El paciente debe hablar con el médico sobre su historia clínica, incluso las afecciones médicas y los síntomas que tiene, alergias y todos los medicamentos recetados y de venta libre, las vitaminas y los suplementos que toma, que incluyen:

Paciente hablando con el médico en el consultorio.
Antes de la endoscopia, el paciente debe hablar con el médico sobre su historia clínica.

El paciente puede tomar la mayoría de los medicamentos como de costumbre, pero es posible que deba ajustar o suspender algunos medicamentos por un período breve antes de la endoscopia gastrointestinal. El médico le informará sobre cualquier cambio necesario en sus medicamentos antes del procedimiento.

Debe programar quién lo lleve a casa

Por razones de seguridad, el paciente no puede conducir durante las 24 horas posteriores al procedimiento, ya que los sedantes utilizados durante el procedimiento necesitan tiempo para disiparse. El paciente deberá programar para que lo lleven a su casa después del procedimiento.

No debe comer ni tomar nada antes del procedimiento

Para poder ver claramente la parte superior del aparato digestivo, es muy probable que el médico le pida al paciente que no coma ni beba nada en las 8 horas previas al procedimiento.

¿Cómo hace el médico una endoscopia gastrointestinal?

El médico hace este procedimiento en un hospital o en un centro para pacientes ambulatorios. Antes del procedimiento, es probable que le den al paciente un sedante o un medicamento que le ayude a mantenerse relajado y cómodo durante el procedimiento. Se le administrará el sedante a través de una aguja intravenosa en el brazo. En algunos casos, el procedimiento se puede hacer sin necesidad de tomar ningún sedante. También se le puede dar al paciente un medicamento líquido para hacer gárgaras o un aerosol para adormecer la garganta y evitar que le den náuseas durante el procedimiento. El personal de atención médica vigilará los signos vitales y mantendrá al paciente lo más cómodo posible.

Le pedirán al paciente que se acueste de lado en una mesa de exploración. El médico pasará cuidadosamente el endoscopio por el esófago hasta el estómago y duodeno. Una pequeña cámara montada en el endoscopio enviará una imagen de video a un monitor, lo que le permitirá examinar de cerca el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo. El endoscopio bombea aire dentro del estómago y duodeno para que sea más fácil verlos.

Durante la endoscopia gastrointestinal, el médico podría:

  • tomar muestras pequeñas de tejido, células o líquido de la parte superior del aparato digestivo para hacer las pruebas
  • detener cualquier hemorragia
  • hacer otros procedimientos, como agrandar el esófago (cuando hay estrechez)

Por lo general, la endoscopia gastrointestinal toma entre 15 y 30 minutos. El endoscopio no interfiere con la respiración y muchas personas se duermen durante el procedimiento.

¿Qué debe esperar el paciente después de una endoscopia gastrointestinal?

Después de una endoscopia gastrointestinal, el paciente puede esperar:

  • permanecer en el hospital o centro para pacientes ambulatorios entre 1 y 2 horas después del procedimiento para que el sedante se pueda disipar
  • descansar en casa por el resto del día
  • distensión abdominal o náuseas por un corto tiempo después del procedimiento
  • dolor de garganta por 1 o 2 días
  • volver a su dieta normal una vez que se normalice su deglución

Después del procedimiento, el paciente, o un amigo o familiar que lo acompaña si el paciente todavía está aturdido, recibirá instrucciones sobre cómo cuidarse cuando esté en casa. El paciente debe seguir todas las indicaciones.

Algunos resultados de la endoscopia gastrointestinal estarán disponibles inmediatamente. El médico compartirá estos resultados con el paciente, o si el paciente lo desea, con su amigo o familiar. Un patólogo examinará las muestras de tejido, células o líquido que se sacaron para ayudar a hacer el diagnóstico. Los resultados de la biopsia tardan unos días o más en regresar del laboratorio. El patólogo le enviará un informe al profesional de atención médica para que lo comparta con el paciente.

¿Cuáles son los riesgos de una endoscopia gastrointestinal?

La endoscopia gastrointestinal se considera un procedimiento seguro. Los riesgos de complicaciones de este procedimiento son bajos, pero podrían incluir:

  • sangrado en el sitio donde el médico tomó las muestras de tejido o extrajo un pólipo
  • perforación en el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo
  • reacción anormal al sedante, que incluye problemas respiratorios o cardíacos

El sangrado causado por el procedimiento por lo general es leve y para sin necesidad de tratamiento. Las complicaciones graves, como la perforación, son poco frecuentes. Es posible que el médico necesite hacer una cirugía para tratar algunas complicaciones.

El médico también puede tratar una reacción anormal a un sedante con medicamentos o líquidos intravenosos durante o después del procedimiento.

Buscar atención médica de inmediato

Si el paciente tiene alguno de los siguientes síntomas después de una endoscopia gastrointestinal, debe buscar atención médica de inmediato:

  • dolor en el pecho
  • problemas para respirar
  • problemas para deglutir o dolor de garganta que empeora
  • vómito, especialmente si este tiene rastros de sangre o parece granos de café
  • dolor en el abdomen que empeora
  • heces con sangre o negras, de color alquitrán
  • fiebre
Julio de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.