Cómo prevenir los problemas de la diabetes

Ver o imprimir todas las secciones

Enfermedades del corazón y derrames cerebrales

La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y causar enfermedades del corazón y ataques cerebrales. Todos podemos hacer mucho para prevenir las enfermedades del corazón y los derrames cerebrales, como controlar la presión arterial y las concentraciones de glucosa y de colesterol en la sangre, y no fumar.

Baja concentración de glucosa en la sangre (hipoglucemia)

La hipoglucemia ocurre cuando la concentración de glucosa en la sangre baja demasiado. Es probable que ciertos medicamentos para la diabetes hagan que se reduzca la concentración de glucosa en la sangre. Se puede prevenir la hipoglucemia si se sigue un plan de alimentación saludable y se equilibran la actividad física, los alimentos y los medicamentos. Hacerse una prueba regular de glucosa en la sangre también puede ayudar a prevenir la hipoglucemia.

Daño de los nervios (neuropatía diabética)

La neuropatía diabética es un daño de los nervios que puede resultar de la diabetes. Diferentes tipos de daño de los nervios afectan diferentes partes del organismo. Controlar la diabetes puede ayudar a prevenir el daño de los nervios que afecta los pies y las extremidades, y órganos como el corazón.

Enfermedad renal (de los riñones)

La enfermedad renal diabética, conocida también como nefropatía diabética, es una enfermedad de los riñones causada por la diabetes. Podemos ayudar a proteger los riñones controlando la diabetes y manteniendo la presión arterial ideal.

Problemas de los pies

La diabetes puede causar daño en los nervios y un flujo sanguíneo deficiente, lo que puede causar problemas graves de los pies. Los problemas comunes de los pies, como un callo, pueden causar dolor o una infección que dificulta caminar. El paciente debe hacerse un chequeo de los pies en cada consulta con el equipo de atención médica.

Enfermedades de los ojos

La diabetes puede dañar los ojos y causar una visión deficiente y ceguera. La mejor manera de prevenir las enfermedades de los ojos es controlando la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol, y no fumar. Además, el paciente debe hacerse un examen de la vista con dilatación por lo menos una vez al año.

Enfermedad de las encías y otros problemas dentales

La diabetes puede causar problemas en la boca, como infección, enfermedad de las encías o sequedad en la boca. Para ayudar a mantener la boca sana, el paciente debe controlar la glucosa en la sangre, cepillarse los dientes dos veces al día, ir a consulta con el dentista por lo menos una vez al año, y no fumar.

Problemas sexuales y urológicos

Los problemas sexuales y urológicos son más comunes en las personas con diabetes. Se pueden presentar problemas como la disfunción eréctil, la pérdida de interés en el sexo y los escapes o la retención de orina si la diabetes daña los vasos sanguíneos y los nervios. Hay tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas y restaurar la intimidad.

Depresión y Diabetes

La depresión es común entre las personas con una enfermedad crónica o a largo plazo como la diabetes. La depresión se puede tratar, así que la persona debe informar al médico si se siente triste, sin esperanza o ansiosa.

Cáncer y Diabetes

La diabetes está vinculada a algunos tipos de cáncer. Muchos factores de riesgo para el cáncer y para la diabetes son los mismos. No fumar y hacerse los exámenes de detección del cáncer recomendados puede ayudar a prevenir el cáncer.

Demencia y Diabetes

La concentración alta de glucosa en la sangre aumenta la posibilidad de desarrollar demencia. El paciente debe informar al médico si se le están olvidando las cosas porque la demencia puede dificultar el control de la diabetes.

Apnea del sueño y Diabetes

Las personas que tienen apnea del sueño, es decir, dejan de respirar por períodos cortos durante el sueño, tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2. La apnea del sueño también puede empeorar la diabetes. El tratamiento para la apnea del sueño puede ayudar.

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.