Pancreatitis

Volver a la página de resumen

Definición y hechos

En esta sección:

¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis es una inflamación del páncreas. El páncreas es una glándula grande detrás del estómago, cerca de la primera parte del intestino delgado, llamada duodeno. El páncreas tiene dos funciones principales: producir insulina y producir jugos digestivos, o enzimas, que ayudan a digerir los alimentos. Estas enzimas digieren los alimentos en el intestino. La pancreatitis se presenta cuando las enzimas dañan el páncreas, lo que causa inflamación. La pancreatitis puede ser aguda o crónica. Cualquiera de las dos formas es grave y puede causar complicaciones.

Anatomía del hígado, la vesícula biliar, el conducto quístico, el conducto hepático común, el conducto biliar común, el páncreas y el intestino delgado. El recuadro muestra el hígado, los conductos biliares, la vesícula biliar, el páncreas y el intestino delgado.
El páncreas produce jugos digestivos, o enzimas, que ayudan a digerir los alimentos.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda ocurre de manera repentina y es una afección a corto plazo. La mayoría de las personas con pancreatitis aguda se mejoran y la afección desaparece en varios días con tratamiento. Algunas personas pueden tener una forma más grave de pancreatitis aguda, que requiere una hospitalización prolongada.

Pancreatitis crónica

La pancreatitis crónica es una afección de larga duración. El páncreas no se sana ni mejora si no que empeora con el tiempo, lo que puede causar un daño duradero en el páncreas.

¿Cuán común es la pancreatitis?

La pancreatitis aguda se ha vuelto más común, por razones que no están claras. Cada año, ocurren en los Estados Unidos unas 275,000 hospitalizaciones por pancreatitis aguda.1 Aun cuando la pancreatitis es poco común en los niños, la cantidad de niños con pancreatitis aguda ha aumentado.

La pancreatitis crónica es menos común, con aproximadamente 86,000 hospitalizaciones por año.2

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar pancreatitis?

Ciertos grupos de personas son más propensos a desarrollar pancreatitis aguda o crónica que otros:

  • los hombres tienen más probabilidad que las mujeres1
  • los afroaestadounidenses corren un mayor riesgo3
  • las personas con antecedentes familiares de pancreatitis corren un mayor riesgo
  • las personas con antecedentes personales o familiares de cálculos biliares también corren un mayor riesgo

Personas con ciertas afecciones médicas

Es más probable que una persona desarrolle pancreatitis si tiene una de las siguientes afecciones médicas:

  • diabetes
  • cálculos biliares
  • triglicéridos altos
  • trastornos genéticos del páncreas
  • ciertas afecciones autoinmunitarias
  • fibrosis quística (en inglés)

Personas con otros problemas de salud

Una persona también tiene más probabilidad de desarrollar pancreatitis si:

  • es obesa
  • es alcohólica
  • fuma

¿Cuáles son las complicaciones de la pancreatitis?

Tanto la pancreatitis aguda como la crónica pueden causar complicaciones que incluyen:

Pancreatitis aguda

Los episodios repetidos de pancreatitis aguda pueden causar pancreatitis crónica. Otras complicaciones de la pancreatitis aguda incluyen:

  • deshidratación
  • hemorragia
  • infecciones

Pancreatitis crónica

Las complicaciones de la pancreatitis crónica incluyen:

  • dolor crónico en el abdomen
  • mala digestión, es decir, no se pueden digerir los alimentos adecuadamente
  • desnutrición y malabsorción
  • problemas con el funcionamiento del páncreas
  • cicatrices en el páncreas
  • diabetes
  • cáncer de páncreas, que es más probable en las personas que tienen tanto diabetes como pancreatitis
  • osteopenia, osteoporosis y fracturas óseas

Bibliografía

Síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de la pancreatitis?

El síntoma principal de la pancreatitis aguda y crónica es:

  • dolor en la parte superior del abdomen que puede extenderse a la espalda

Las personas con pancreatitis aguda o crónica pueden sentir el dolor de diferentes maneras.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda suele comenzar con un dolor que:

  • comienza lentamente o de repente en la parte superior del abdomen
  • a veces se extiende a la espalda
  • puede ser leve o fuerte
  • puede durar varios días

Otros síntomas pueden incluir:

  • fiebre
  • náuseas y vómito
  • latido rápido del corazón
  • inflamación o sensibilidad en el abdomen

Por lo general, las personas con pancreatitis aguda se ven y se sienten gravemente enfermas y necesitan consultar con el médico de inmediato.

Un hombre haciendo muecas de dolor mientras yacía en un sofá.
El síntoma principal de la pancreatitis es el dolor en la parte superior del abdomen que puede extenderse a la espalda.

Pancreatitis crónica

La mayoría de las personas con pancreatitis crónica:

  • siente dolor en la parte superior del abdomen, aunque algunas no sienten dolor alguno

El dolor puede:

  • extenderse a la espalda
  • volverse constante y fuerte
  • empeorar después de comer
  • desaparecer a medida que empeora la afección

Puede que las personas con pancreatitis crónica no tengan síntomas hasta que aparecen las complicaciones.

Otros síntomas pueden incluir:

  • diarrea
  • náuseas
  • heces grasosas y malolientes
  • vómito
  • adelgazamiento

El paciente debe buscar atención médica de inmediato si tiene pancreatitis

Se debe buscar atención médica de inmediato para los siguientes síntomas de pancreatitis grave:

  • dolor o sensibilidad fuerte en el abdomen o que empeora
  • náuseas y vómito
  • fiebre o escalofríos
  • latido rápido del corazón
  • dificultad para respirar
  • color amarillento en la piel o en el blanco de los ojos, conocido como ictericia

Estos síntomas pueden ser un signo de:

  • infección grave
  • inflamación
  • obstrucción del páncreas, la vesícula biliar o de un conducto biliar y pancreático

Si se dejan sin tratar, estos problemas pueden ser mortales.

¿Qué causa la pancreatitis?

Las causas más frecuentes tanto de la pancreatitis aguda como de la pancreatitis crónica son:

  • cálculos biliares
  • consumo excesivo de alcohol
  • trastornos genéticos del páncreas
  • ciertos medicamentos

Otras causas incluyen:

Pancreatitis aguda

La causa más común de la pancreatitis aguda son los cálculos biliares.

Los cálculos biliares causan inflamación del páncreas cuando los cálculos pasan y se atascan en un conducto biliar o pancreático. Esta afección se conoce como pancreatitis por cálculos biliares.

Pancreatitis crónica

Las causas más comunes de la pancreatitis crónica son:

  • consumo excesivo de alcohol
  • trastornos genéticos del páncreas

Otras causas incluyen:

  • obstrucción del conducto pancreático
  • altas concentraciones de grasas en la sangre, llamadas lípidos
  • alta concentración de calcio en la sangre

En muchos casos, los médicos no pueden encontrar la causa de la pancreatitis. Esto se conoce como pancreatitis idiopática.

Diagnóstico

¿Cómo diagnostican los médicos la pancreatitis?

Para diagnosticar la pancreatitis y encontrar sus causas, los médicos utilizan:

  • la historia clínica del paciente
  • un examen físico
  • pruebas de laboratorio y pruebas de diagnóstico por la imagen

Un profesional de atención médica le preguntará al paciente:

Durante el examen físico, el profesional de atención médica:

  • le examinará el cuerpo
  • le revisará el abdomen para ver si tiene dolor, hinchazón o sensibilidad
Un profesional de atención médica hablando con un paciente y su esposa en un hospital.
Un profesional de atención médica preguntará acerca de los síntomas e historia clínica del paciente, incluso los medicamentos que está tomando.

¿Qué pruebas usan los profesionales de atención médica para diagnosticar la pancreatitis?

Los profesionales de atención médica pueden usar análisis de laboratorio o pruebas de diagnóstico por la imagen para diagnosticar la pancreatitis y encontrar las causas. El diagnóstico de la pancreatitis crónica puede ser difícil en las primeras etapas. El médico también hará pruebas para determinar otras afecciones con síntomas similares, como úlceras pépticas o cáncer de páncreas.

Análisis de laboratorio

Los análisis de laboratorio para ayudar a diagnosticar la pancreatitis incluyen:

Análisis de sangre. Un profesional de atención médica puede tomar una muestra de sangre del paciente y enviarla a un laboratorio para que la analicen en busca de:

  • altas concentraciones de amilasa y lipasa: enzimas digestivas que se producen en el páncreas
  • alta concentración de glucosa en la sangre, también llamada azúcar en la sangre
  • altas concentraciones de grasas en la sangre, llamadas lípidos
  • signos de infección o inflamación de los conductos biliares, el páncreas, la vesícula biliar o el hígado.
  • cáncer de páncreas

Análisis de heces. El médico puede analizar una muestra de heces para determinar si una persona tiene malabsorción de grasa.

Pruebas de diagnóstico por la imagen

Los profesionales de atención médica también usan pruebas de diagnóstico por la imagen para diagnosticar la pancreatitis. Un técnico realiza la mayoría de estas pruebas en un centro ambulatorio, en el hospital o en el consultorio del médico. No se necesita anestesia, un medicamento para mantener al paciente calmado, para la mayoría de estas pruebas.

Ecografía. Para la ecografía se usa un dispositivo llamado transductor, que emite ondas de sonido seguras e indoloras en los órganos para crear una imagen o una fotografía de su estructura. La ecografía puede encontrar los cálculos biliares.

Tomografía computarizada. Las tomografías computarizadas crean imágenes del páncreas, la vesícula biliar y las vías biliares. Las tomografías computarizadas pueden mostrar pancreatitis o cáncer de páncreas.

Resonancia magnética colangiopancreatográfica. Para la resonancia magnética colangiopancreatográfica se usa una máquina de resonancia magnética para crear imágenes de los órganos y tejidos blandos sin necesidad de rayos x. El médico o un especialista pueden usar esta técnica para examinar el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares en busca de causas de la pancreatitis.

Una profesional de atención médica hablando con un paciente antes de que ingrese a una máquina de resonancia magnética.
Los profesionales de atención médica usan la resonancia magnética colangiopancreatográfica para examinar el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares en busca de causas de la pancreatitis.

Ecografía endoscópica. El médico inserta un endoscopio (un tubo delgado y flexible) en la garganta del paciente que pasa a través del estómago al intestino delgado. El médico enciende un accesorio de ultrasonido para crear imágenes del páncreas y los conductos biliares. El médico puede remitir al paciente a un gastroenterólogo para que le haga esta prueba.

Prueba de la función pancreática. El médico puede usar esta prueba para medir cómo responde el páncreas a la secretina, una hormona que produce el intestino delgado. Esta prueba solo se hace en algunos centros en los Estados Unidos.

Tratamiento

¿Cómo tratan los profesionales de atención médica la pancreatitis?

El tratamiento para la pancreatitis aguda o la pancreatitis crónica puede incluir:

  • una hospitalización para tratar la deshidratación con líquidos intravenosos (IV) y, si el paciente puede tragarlos, líquidos por la boca
  • analgésicos y antibióticos por vía oral o por vía intravenosa si el paciente tiene una infección en el páncreas
  • una dieta baja en grasa o nutrición con alimentación por sonda o IV si el paciente no puede comer

El médico puede referir al paciente a un gastroenterólogo o cirujano para que reciba uno de los siguientes tratamientos, dependiendo del tipo de pancreatitis que tenga.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda leve generalmente desaparece en unos pocos días con reposo y tratamiento. Si la pancreatitis es más grave, el tratamiento también podría incluir:

Cirugía. El médico puede recomendar una cirugía para extirpar la vesícula biliar, llamada colecistectomía, si los cálculos biliares son la causa de la pancreatitis. Someterse a cirugía dentro de los primeros días del ingreso al hospital reduce la probabilidad de que se presenten complicaciones. Si el paciente tiene pancreatitis grave, el médico puede recomendar retrasar la cirugía para tratar primero las complicaciones.

Procedimientos. El médico o el especialista drenará líquido del abdomen si el paciente tiene un absceso o un seudoquiste infectado, o un seudoquiste grande que causa dolor o hemorragia. También puede extirpar el tejido dañado del páncreas.

Colangiopancreatografía endoscópica (CPRE). Los médicos usan la CPRE para tratar tanto la pancreatitis aguda como la crónica. La CPRE combina la endoscopia esofagogastroduodenal y las radiografías para tratar el estrechamiento o la obstrucción del conducto biliar o pancreático. El gastroenterólogo puede usar la CPRE para extirpar los cálculos biliares que obstaculizan los conductos biliares o pancreáticos.

Pancreatitis crónica

El tratamiento para la pancreatitis crónica puede ayudar a aliviar el dolor, mejorar el funcionamiento del páncreas y controlar las complicaciones.

El médico puede recetar o proporcionar:

Medicamentos y vitaminas. El médico puede darle comprimidos de enzimas para ayudar con la digestión, o vitaminas A, D, E y K si el paciente tiene malabsorción. También puede ponerle inyecciones de vitamina B12 si las necesitas.

Tratamiento para la diabetes. La pancreatitis crónica puede causar diabetes. Si el paciente tiene diabetes, el médico y su equipo de atención médica trabajarán con él para crear un plan de alimentación y una rutina de medicamentos, para monitorear la glucosa en la sangre y hacer los chequeos regulares.

Cirugía. El médico puede recomendar una cirugía para aliviar la presión o la obstrucción del conducto pancreático, o para extirpar la parte dañada o infectada del páncreas. La cirugía se realiza en un hospital, donde probablemente el paciente deberá permanecer unos días.

En el caso de los pacientes que no mejoran con otros tratamientos, los cirujanos pueden realizar una cirugía para extirpar todo el páncreas, seguido de autotrasplante de islotes. Los islotes son grupos de células en el páncreas que producen hormonas, incluso la insulina. Después de extraer el páncreas, los médicos tomarán islotes del páncreas para trasplantarlos en el hígado. Los islotes comenzarán a producir hormonas y las liberarán en el torrente sanguíneo.

Procedimientos. El médico puede sugerir un bloqueo nervioso, es decir, una inyección anestésica a través de la piel y directamente a los nervios que transmiten el mensaje de dolor del páncreas. Si el paciente tiene cálculos que están obstruyendo el conducto pancreático, el médico puede usar un procedimiento para deshacer y extirpar estos cálculos.

Una profesional de atención médica hablando con una paciente mayor recostada en una cama de hospital.
El tratamiento para la pancreatitis aguda o crónica puede incluir una hospitalización para tratar la deshidratación y medicamentos recetados para el dolor, antibióticos y nutrición.

¿Cómo puede el paciente ayudar a controlar la pancreatitis?

Dejando de tomar alcohol

Los profesionales de atención médica recomiendan encarecidamente a las personas con pancreatitis que dejen de tomar alcohol, incluso si la pancreatitis es leve o está en las primeras etapas. Si el paciente continúa tomando alcohol mientras tiene pancreatitis aguda, le puede causar:

  • más episodios de pancreatitis aguda
  • pancreatitis crónica

Cuando las personas con pancreatitis crónica debida al consumo de alcohol continúan tomando alcohol, es más probable que les cause complicaciones graves e incluso la muerte.

El paciente debe hablar con su profesional de atención médica si necesita ayuda para dejar de tomar alcohol (en inglés).

Dejando de fumar

Los profesionales de atención médica recomiendan encarecidamente a las personas con pancreatitis que dejen de fumar, incluso si la pancreatitis es leve o está en las primeras etapas. Fumar con pancreatitis aguda, especialmente si es causada por el consumo de alcohol, aumenta considerablemente la probabilidad de que la pancreatitis se vuelva crónica. Fumar con pancreatitis también puede aumentar el riesgo del paciente de desarrollar cáncer de páncreas.

El paciente debe hablar con su profesional de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar (en inglés).

¿Cómo puede el paciente ayudar a prevenir la pancreatitis?

El paciente no puede prevenir la pancreatitis, pero puede tomar medidas que le ayudarán a mantenerse saludable.

Manteniendo un peso saludable o adelgazando de manera segura

Mantener un estilo de vida y un peso saludable (en inglés), o adelgazar si es necesario, puede ayudar a:

  • que el páncreas funcione mejor
  • disminuir la probabilidad de que se desarrollen cálculos biliares, una de las principales causas de la pancreatitis
  • prevenir la obesidad, un factor de riesgo para la pancreatitis
  • prevenir la diabetes, un factor de riesgo para la pancreatitis
Una pareja caminando al aire libre en un día soleado.
Mantener un peso saludable, o perder peso si es necesario, puede ayudar a reducir la probabilidad de desarrollar cálculos biliares, una de las principales causas de la pancreatitis.

Evitando el consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede causar pancreatitis aguda y crónica. El paciente debe hablar con su profesional de atención médica si necesita ayuda para dejar de tomar alcohol.

Evitando el cigarrillo

Fumar es un factor de riesgo común para la pancreatitis, y la probabilidad de desarrollar esta enfermedad es aún mayor entre las personas que fuman y toman alcohol. El paciente debe hablar con su profesional de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar.

Alimentación, dieta y nutrición

¿Mejora o previene la pancreatitis lo que el paciente come?

Durante el tratamiento de la pancreatitis, el médico podría indicarle al paciente que no coma ni beba por un tiempo. En su lugar, el médico podría usar un tubo de alimentación para nutrirlo. Una vez el paciente pueda comenzar a comer de nuevo, el médico le recetará un plan de alimentación saludable y bajo en grasa que incluya comidas pequeñas y frecuentes.

Un grupo de personas comiendo alrededor de una mesa.
El paciente puede disminuir su riesgo de desarrollar pancreatitis si se ciñe a un plan de alimentación saludable y bajo en grasa.

Si tiene pancreatitis, el paciente debe tomar mucho líquido y limitar la cafeína. Los profesionales de atención médica recomiendan encarecidamente a las personas con pancreatitis que no tomen alcohol, incluso si la pancreatitis es leve.

Un plan de alimentación alto en grasa y calorías puede causar altas concentraciones de grasa en la sangre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar pancreatitis. El paciente puede reducir su probabilidad de desarrollar pancreatitis si se ciñe a un plan de alimentación (en inglés) saludable bajo en grasa.

Ensayos clínicos

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) y otros componentes de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) realizan y respaldan las investigaciones de muchas enfermedades y afecciones.

¿Qué son los ensayos clínicos? ¿Son adecuados para usted?

Los ensayos clínicos forman parte de la investigación clínica y son el núcleo de todos los avances médicos. Los ensayos clínicos buscan nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para analizar otros aspectos de la atención médica, como mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Investigue si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

¿Cuáles ensayos clínicos están abiertos?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede encontrar los ensayos clínicos que están abiertos actualmente y reclutando participantes.

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer a:
Christopher E. Forsmark, M.D., University of Florida College of Medicine

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.