Neuropatía diabética

Volver a la página de resumen

¿Qué es la neuropatía diabética?

La neuropatía diabética es un daño en los nervios causado por la diabetes.

Los nervios son grupos de tejidos especiales que transportan señales entre el cerebro y otras partes del cuerpo. Las señales:

  • envían información sobre cómo se sienten las cosas
  • mueven las partes del cuerpo
  • controlan las funciones del cuerpo, como la digestión

¿Cuáles son los diferentes tipos de neuropatía diabética?

Los tipos de neuropatía diabética incluyen los siguientes:

Neuropatía periférica

La neuropatía periférica es un daño en los nervios que generalmente afecta los pies y las piernas, y a veces afecta las manos y los brazos.

Neuropatía autonómica

La neuropatía autonómica es un daño en los nervios que controlan los órganos internos. La neuropatía autonómica puede ocasionar problemas con el ritmo cardíaco y la presión arterial, el sistema digestivo, la vejiga, los órganos sexuales, las glándulas sudoríparas, los ojos y con la capacidad para detectar la hipoglucemia.

Neuropatías focales

Las neuropatías focales son afecciones en las que generalmente se dañan nervios individuales, con mayor frecuencia en la mano, la cabeza, el torso o la pierna.

Neuropatía proximal

La neuropatía proximal es un tipo raro e incapacitante de daño en los nervios de la cadera, glúteo o muslo. Este tipo de daño en los nervios generalmente afecta un lado del cuerpo y en raras ocasiones puede extenderse al otro lado. La neuropatía proximal a menudo causa dolor fuerte y puede ocasionar una pérdida significativa de peso.

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar una neuropatía diabética?

Si una persona tiene diabetes, su probabilidad de desarrollar daños en los nervios causados por la diabetes aumenta a medida que envejece y mientras más tiempo tenga diabetes. Controlar la diabetes es una parte importante de la prevención de problemas de salud como la neuropatía diabética.

Una mujer revisándose la glucosa en la sangre.Controlar la diabetes es una parte importante de la prevención de problemas de salud como la neuropatía diabética.

También es más probable que una persona desarrolle daños en los nervios si tiene diabetes y:

  • sobrepeso
  • presión arterial alta
  • concentraciones altas de colesterol
  • una enfermedad renal avanzada
  • toma demasiadas bebidas alcohólicas
  • fuma

Las investigaciones también sugieren que ciertos genes pueden aumentar la probabilidad de que las personas desarrollen una neuropatía diabética.

¿Qué causa la neuropatía diabética?

Con el tiempo, las concentraciones altas de glucosa en la sangre, o azúcar en la sangre, y de grasas en la sangre, como los triglicéridos, causadas por la diabetes, pueden dañar los nervios. Las concentraciones altas de glucosa en la sangre también pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos que nutren los nervios con oxígeno y nutrientes. Sin suficiente oxígeno y nutrientes, los nervios no pueden funcionar bien.

¿Qué tan común es la neuropatía diabética?

Aunque los diferentes tipos de neuropatía diabética pueden afectar a las personas que tienen diabetes, las investigaciones sugieren que hasta la mitad de las personas con diabetes tienen neuropatía periférica.1,2 Más del 30 por ciento de las personas con diabetes tienen neuropatía autonómica.2

El tipo más común de neuropatía focal es el síndrome del túnel carpiano, en el cual un nervio en la muñeca está comprimido. Aunque menos del 10 por ciento de las personas con diabetes sienten síntomas del síndrome del túnel carpiano, alrededor del 25 por ciento de las personas con diabetes tienen alguna compresión nerviosa en la muñeca.2

Otras neuropatías focales y la neuropatía proximal son menos comunes.

¿Cuáles son los síntomas de la neuropatía diabética?

Los síntomas dependen del tipo de neuropatía diabética que la persona tenga. En la neuropatía periférica, algunas personas pueden tener pérdida de sensibilidad en los pies, mientras que otras pueden tener ardor o dolor punzante en la parte inferior de las piernas. La mayoría de los daños en los nervios se desarrolla durante el transcurso de muchos años, y algunas personas pueden no notar los síntomas de un daño leve en los nervios por mucho tiempo. En algunas personas el dolor intenso comienza repentinamente.

¿Qué problemas causa la neuropatía diabética?

La neuropatía periférica puede ocasionar complicaciones en los pies, como llagas, úlceras e infecciones, debido a que el daño en los nervios puede hacer que una persona pierda sensibilidad en los pies. Como resultado, es posible que la persona no note que los zapatos le están causando una llaga o que se ha lesionado los pies. El daño en los nervios también puede causar problemas con el equilibrio y la coordinación, ocasionando caídas y fracturas.

Estos problemas pueden hacer que a una persona le resulte difícil desplazarse con facilidad, lo que hace que pierda parte de su independencia. En algunas personas con diabetes, el daño en los nervios causa dolor crónico, lo cual puede provocar ansiedad y depresión (en inglés).

La neuropatía autonómica puede causar problemas con la forma en que funcionan los órganos incluso problemas con el ritmo cardíaco, la presión arterial y la digestión, y problemas para orinar y para poder detectar cuándo la concentración de glucosa en la sangre está baja.

¿Cómo puede una persona prevenir la neuropatía diabética?

Para prevenir la neuropatía diabética, es importante controlar la diabetes mediante el control de la glucosa en la sangre, la presión arterial y las concentraciones de colesterol.

También se deben seguir los siguientes pasos para ayudar a prevenir el daño en los nervios relacionado con la diabetes:

  • mantenerse físicamente activo
  • seguir un plan de comidas para la diabetes
  • obtener ayuda para dejar de fumar
  • limitar las bebidas alcohólicas a no más de una bebida por día para las mujeres y no más de dos bebidas por día para los hombres
  • tomar los medicamentos para la diabetes y otros medicamentos que el médico recete

Un hombre partiendo un cigarrillo a la mitad.Para ayudar a prevenir el daño en los nervios relacionado con la diabetes, obtenga ayuda para dejar de fumar.

¿Cómo puede una persona prevenir que la neuropatía diabética empeore?

Si una persona tiene neuropatía diabética, debe controlar la diabetes, lo cual significa controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial, las concentraciones de colesterol y el peso para evitar que el daño en los nervios empeore.

El cuidado de los pies es muy importante para todas las personas con diabetes, y es aún más importante si la persona tiene neuropatía periférica. Una persona debe revisarse los pies todos los días para detectar problemas y cuidárselos bien. Además debe acudir al médico para obtener un examen neurológico y un examen de los pies al menos una vez al año, y con más frecuencia si tiene problemas en los pies.

Bibliografía

Neuropatía periférica

¿Qué es la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica es un tipo de daño en los nervios que generalmente afecta los pies y las piernas y a veces afecta las manos y los brazos.

Este tipo de neuropatía es muy común. Hasta la mitad de las personas con diabetes tienen neuropatía periférica.3,4

¿Qué causa la neuropatía periférica?

Con el tiempo, las concentraciones altas de glucosa en la sangre, o azúcar en la sangre, y de grasas en la sangre, como los triglicéridos, causadas por la diabetes, pueden dañar los nervios y los pequeños vasos sanguíneos que nutren los nervios, ocasionando la neuropatía periférica.

¿Cuáles son los síntomas del la neuropatía periférica?

Si una persona tiene neuropatía periférica, puede sentir los siguientes síntomas en los pies, piernas, manos o brazos:

  • ardor
  • hormigueo, como punzadas de "alfileres y agujas"
  • entumecimiento
  • dolor
  • debilidad

La persona puede sentir extremo dolor en los pies, las piernas, las manos y los brazos, incluso cuando se tocan suavemente. También puede tener problemas por incapacidad para sentir dolor o cambios de temperatura en esas partes del cuerpo.

Una mujer masajeándose el pie.Si una persona tiene neuropatía periférica, puede sentir ardor u hormigueo, como punzadas de "alfileres y agujas", en los pies.

Los síntomas frecuentemente son peores en la noche. La mayoría de las veces, una persona tendrá síntomas en ambos lados del cuerpo, pero es posible que los sienta solamente en un lado.

Si una persona tiene neuropatía periférica, podría presentar:

  • cambios en la forma de caminar
  • pérdida de equilibrio, lo que podría hacer que se caiga con más frecuencia
  • pérdida del tono muscular en las manos y los pies
  • dolor al caminar
  • problemas para detectar el movimiento o la posición de las manos o los pies
  • hinchazón de los pies

¿Qué problemas causa la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica puede causar problemas en los pies que ocasionan ampollas y llagas. Si la neuropatía periférica hace que la persona pierda sensibilidad en los pies, es posible que no note la presión o las lesiones que resultan en ampollas y llagas. La diabetes puede hacer que estas heridas sean difíciles de curar y puede aumentar la probabilidad de que se presenten infecciones. Estas llagas e infecciones pueden ocasionar la pérdida de un dedo del pie, de todo el pie o de una parte de la pierna. Detectar y tratar los problemas de los pies a tiempo puede disminuir la probabilidad de desarrollar infecciones graves.

Este tipo de daño en los nervios relacionado con la diabetes también puede causar cambios en la forma de los pies y en los dedos de los pies. Una afección rara que puede ocurrir en algunas personas con diabetes es el pie de Charcot, un problema en el cual los huesos y los tejidos del pie están dañados.

La neuropatía periférica puede hacer que sea más probable que una persona pierda el equilibrio y se caiga, lo cual puede aumentar la probabilidad de sufrir fracturas y otras lesiones. El dolor crónico de la neuropatía periférica también puede causar sufrimiento, ansiedad y depresión.

¿Cómo diagnostican los médicos la neuropatía periférica?

Los médicos diagnostican la neuropatía periférica basándose en los síntomas del paciente, la historia clínica y familiar, un examen físico y pruebas médicas. El examen físico incluirá un examen neurológico y un examen de los pies.

Examen para detectar la neuropatía

Si una persona tiene diabetes, debe hacerse un examen completo al menos una vez al año para evaluar la sensibilidad en los pies y las piernas. Durante este examen, el médico examinará los pies para detectar si hay señales de problemas y revisará el flujo sanguíneo y la sensación, o sensibilidad, en los pies haciendo lo siguiente:

  • colocando un diapasón contra los dedos gordos de los pies y más arriba en los pies para verificar si la persona puede sentir la vibración del diapasón
  • tocando los pies y algunos dedos con un cordón de nailon para ver si la persona puede sentirlo (esto se llama prueba de monofilamento)
  • revisando cómo camina o los patrones que hace cuando camina
  • examinando el equilibrio

El médico también puede verificar si la persona puede sentir cambios de temperatura en los pies.

¿Qué pruebas usan los médicos para diagnosticar la neuropatía periférica?

El médico puede realizar pruebas para descartar otras causas de daños en los nervios, como una prueba de sangre para detectar problemas de la tiroides, una enfermedad renal o concentraciones bajas de vitamina B12. Si se detectan concentraciones bajas de esta vitamina, el médico realizará pruebas adicionales para determinar la causa. El uso de metformina está entre varias de las causas de las concentraciones bajas de vitamina B12. Si la deficiencia de B12 se debe a la metformina, se puede continuar su uso con suplementos de vitamina B12.

¿Cómo puede una persona prevenir los problemas causados por la neuropatía periférica?

Una persona puede prevenir los problemas causados por la neuropatía periférica controlando la diabetes, lo cual significa controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol. Si la persona se mantiene cerca de sus números adecuados puede evitar que el daño en los nervios empeore.

Si una persona tiene diabetes, debe revisarse los pies todos los días para detectar problemas y cuidárselos. Si nota algún problema en los pies, debe llamar o acudir al médico de inmediato.

Cada vez que el paciente tiene cita, debe quitarse las medias y los zapatos en la sala de examen para recordarle al médico que le revise los pies. El paciente debe acudir al médico para que le realice un examen de los pies al menos una vez al año, y más a menudo si tiene problemas en los pies. El médico puede remitirlo a un podólogo.

¿Cómo tratan los médicos la neuropatía periférica?

Los médicos pueden recetar medicamentos y otros tratamientos para el dolor.

Medicamentos para el dolor en los nervios

El médico puede recetar medicamentos para aliviar el dolor, como ciertos tipos de:

Aunque estos medicamentos pueden ayudar con el dolor, no cambian el daño en los nervios. Por lo tanto, si no hay mejoría cuando se toma un medicamento para tratar el dolor, no es beneficioso continuar tomándolo y se puede probar otro medicamento.

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Se debe preguntar al médico acerca de los efectos secundarios de los medicamentos que se toman. Los médicos no recomiendan algunos medicamentos para adultos mayores o para personas con otros problemas de salud, como enfermedades del corazón.

Algunos médicos recomiendan evitar los medicamentos para el dolor de venta libre, como acetaminofén e ibuprofeno. Es posible que estos medicamentos no funcionen bien para tratar la mayoría de los dolores en los nervios y pueden tener efectos secundarios.

Otros tratamientos para el dolor en los nervios

El médico puede recomendar otros tratamientos para el dolor, incluyendo:

  • fisioterapia para mejorar la fuerza y el equilibrio
  • un arco para la cama o dispositivo especial que evita que las sábanas y cobijas rocen las piernas y los pies mientras la persona duerme

Los expertos en diabetes no han hecho recomendaciones especiales sobre los suplementos (en inglés) para las personas con diabetes. Por razones de seguridad, se debe consultar con el médico antes de usar suplementos o cualquier otro medicamento complementario o alternativo o práctica médica.

Bibliografía

Neuropatía autonómica

¿Qué es la neuropatía autonómica?

La neuropatía autonómica es un daño en los nervios que controlan los órganos internos.

La neuropatía autonómica puede ocasionar problemas con:

  • el ritmo cardíaco y la presión arterial
  • el sistema digestivo
  • la vejiga
  • los órganos sexuales
  • las glándulas sudoríparas
  • los ojos
  • la capacidad para detectar los síntomas de la hipoglucemia, es decir, concentraciones bajas de glucosa o de azúcar en la sangre, una afección conocida como hipoglucemia inadvertida

¿Qué causa la neuropatía autonómica?

Con el tiempo, las concentraciones altas de glucosa y de grasa en la sangre, como los triglicéridos, causadas por la diabetes, pueden dañar los nervios y los pequeños vasos sanguíneos que nutren los nervios, ocasionando la neuropatía autonómica.

¿Cuáles son los síntomas del la neuropatía autonómica?

Los síntomas de la neuropatía autonómica dependen de cuáles de las funciones del cuerpo están afectadas.

El ritmo cardíaco y la presión arterial

El daño en los nervios que controlan el ritmo cardíaco y la presión arterial puede hacer que estos nervios respondan más lentamente a un cambio en la posición del cuerpo, al estrés, a la actividad física, al sueño y a los patrones respiratorios. La persona puede sentirse mareada o a punto de desmayarse cuando se levanta luego de estar acostada o sentada, o cuando realiza una actividad física. Es posible que la persona tenga un ritmo cardíaco rápido o que el ritmo cardíaco se acelere o disminuya repentinamente. El daño en los nervios también puede evitar que sienta dolor en el pecho cuando el corazón no está recibiendo suficiente oxígeno o cuando está teniendo un ataque cardíaco.

El sistema digestivo

El daño en los nervios del sistema digestivo puede causar síntomas como:

  • hinchazón o distensión abdominal, sensación de saciedad y náuseas
  • estreñimiento
  • diarrea, particularmente en la noche
  • diarrea alternada con estreñimiento
  • incontinencia fecal
  • problemas para tragar
  • vómito

La neuropatía autonómica también puede causar gastroparesia. La gastroparesia es un trastorno que retrasa o detiene el movimiento de los alimentos del estómago al intestino delgado. La gastroparesia puede evitar que el cuerpo absorba la glucosa y use la insulina adecuadamente. Estos problemas pueden dificultar el control de la glucosa en la sangre.

La vejiga

El daño en los nervios de la vejiga puede hacer que sea difícil para una persona saber cuándo necesita orinar y cuándo la vejiga está vacía. Este daño puede hacer que la persona retenga la orina por demasiado tiempo, lo que puede ocasionar infecciones en la vejiga. A la persona también se le pueden salir algunas gotas de orina. Gotear orina o no poder retener la orina se llama incontinencia urinaria.

Los órganos sexuales

En los hombres, el daño en los nervios de los órganos sexuales puede impedir que el pene se ponga firme a la hora de tener relaciones sexuales. Esta condición se llama disfunción eréctil. También pueden tener problemas con la eyaculación.

En las mujeres, el daño en los nervios de los órganos sexuales puede impedir que la vagina se humedezca a la hora de tener relaciones sexuales. También pueden tener menos sensación alrededor de la vagina y problemas para alcanzar un orgasmo.

Las glándulas sudoríparas

El daño en los nervios que controlan las glándulas sudoríparas puede hacer que una persona sude mucho durante la noche o mientras come. Es posible que las glándulas sudoríparas no funcionen del todo o que ciertas partes del cuerpo suden mientras que otras partes no. Si las glándulas sudoríparas no funcionan correctamente, es posible que el organismo no pueda controlar la temperatura corporal.

Los ojos

El daño en los nervios de las pupilas puede hacer que estas reduzcan la rapidez con la que responden a los cambios de luz y oscuridad. Los ojos pueden tardar más en ajustarse cuando la persona entra en un cuarto oscuro. Es posible que la persona tenga problemas para ver las luces de otros automóviles cuando conduce de noche.

La capacidad para detectar los síntomas de la hipoglucemia

La neuropatía autonómica puede causar una hipoglucemia inadvertida, lo cual significa que la persona no siente los síntomas de una concentración baja de glucosa en la sangre. Normalmente, los síntomas tempranos pueden incluir confusión, mareo, hambre, irritabilidad o nervios. Si debido al daño en los nervios la persona no puede sentir esos síntomas, es posible que no tome medidas para controlar las concentraciones de glucosa en la sangre. Sin tratamiento, la persona puede desarrollar una hipoglucemia grave, la cual puede causar que se desmaye, y necesitará ayuda de inmediato para tratarla.

¿Cómo diagnostican los médicos la neuropatía autonómica?

Los médicos diagnostican la neuropatía autonómica basándose en los síntomas, la historia clínica y familiar, el examen físico y las pruebas médicas. El médico revisará el ritmo cardíaco y la presión arterial y puede realizar otras pruebas para detectar diferentes tipos de daños en los nervios autonómicos.

Un médico revisando la presión arterial de un paciente.El médico revisará el ritmo cardíaco y la presión arterial y puede realizar otras pruebas para detectar diferentes tipos de daños en los nervios autonómicos.

¿Qué pruebas utilizan los médicos para diagnosticar la neuropatía autonómica?

Para diagnosticar la neuropatía autonómica, el médico puede usar algunas pruebas para evaluar los cambios en el ritmo cardíaco en respuesta a movimientos simples como respirar profundamente o ponerse de pie. El médico también puede usar pruebas para revisar la función del sudor con el fin de determinar cómo están funcionando los nervios y las glándulas sudoríparas.

Dependiendo de los síntomas, el médico también puede usar:

  • pruebas para descartar otras causas de síntomas digestivos, como el estreñimiento y la diarrea
  • la escintigrafía del vaciamiento gástrico y la prueba de aliento para medir el vaciamiento gástrico con el fin de diagnosticar la gastroparesia
  • ultrasonidos de la vejiga y del tracto urinario para revisar cómo está funcionando la vejiga
  • mediciones de la presión arterial mientras el paciente está acostado y luego cuando se levanta

¿Cómo puede una persona ayudar a tratar la neuropatía autonómica?

Una persona puede ayudar a tratar la neuropatía autonómica controlando la diabetes, lo cual significa controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol. Si la persona se mantiene cerca de sus números adecuados puede prevenir que el daño en los nervios empeore.

¿Cómo tratan los médicos la neuropatía autonómica?

El médico puede tratar los síntomas causados por los daños en los nervios autonómicos.

El ritmo cardíaco y la presión arterial

El médico tratará los síntomas de daños en los nervios que afectan el ritmo cardíaco y la presión arterial. El médico le puede recomendar al paciente:

  • hacer más actividad física
  • aumentar la cantidad de sal en la dieta si la presión arterial baja demasiado cuando se pone de pie
  • aumentar la cantidad de líquidos que bebe
  • elevar la cabecera de la cama o usar medias elásticas para mejorar el flujo sanguíneo
  • sentarse o ponerse de pie lentamente para evitar mareos o desmayos
  • evitar la hipoglucemia

El médico también puede recetar medicamentos que ayudan al cuerpo a retener sal, medicamentos para ayudar a elevar la presión arterial, o medicamentos que aumentan o disminuyen el ritmo cardíaco.

El sistema digestivo

El médico puede recomendar cambios en la dieta y medicamentos de venta libre o recetados para tratar los síntomas y problemas digestivos, como:

  • estreñimiento
  • diarrea
  • incontinencia fecal
  • reflujo gastroesofágico
  • gastroparesia

Obtenga más información sobre estos síntomas y problemas digestivos.

Se debe consultar con el médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre para tratar los problemas digestivos. El médico puede remitir al paciente a un gastroenterólogo para tratamiento.

La vejiga

El médico tratará los problemas de la vejiga concentrándose en los síntomas. Si el paciente tiene incontinencia, el médico puede recomendarle programar visitas regulares al baño porque es posible que no pueda distinguir cuándo está llena la vejiga.

El médico también puede recetarle medicamentos para ayudar con la incontinencia o ayudar si tiene problemas para vaciar completamente la vejiga.

Si el paciente tiene una infección en la vejiga, el médico puede recetarle un antibiótico y sugerirle que beba muchos líquidos para ayudar a prevenir futuras infecciones.

Los órganos sexuales

Los médicos pueden recomendarles a los hombres medicamentos o dispositivos para tratar la disfunción eréctil y remitirlos a un urólogo para tratar los problemas sexuales.

Los médicos pueden remitir a las mujeres a un ginecólogo para tratar los problemas sexuales y recomendarles lubricantes vaginales cuando la neuropatía causa resequedad vaginal.

Las glándulas sudoríparas

Si una persona suda demasiado, el doctor puede sugerirle que:

  • evite demasiado calor o humedad
  • use un antitranspirante o medicamento recetado para disminuir la sudoración
  • se haga una cirugía para cortar los nervios en las glándulas sudoríparas o para extirpar las glándulas sudoríparas

La incapacidad para detectar los síntomas de la hipoglucemia

Si el daño en los nervios relacionado con la diabetes causa hipoglucemia inadvertida, es posible que la persona deba revisarse la glucosa en la sangre con más frecuencia para saber cuándo debe tratar la hipoglucemia o tomar medidas para prevenirla.

El médico puede recetar un monitor continuo de glucosa (CGM por sus siglas en inglés). Un CGM revisa las concentraciones de glucosa en la sangre en horarios regulares durante todo el día y toda la noche. El CGM puede indicar si la glucosa en la sangre está disminuyendo rápidamente y sonar una alarma si la glucosa en la sangre desciende a una concentración demasiado baja.

Si una persona se desmaya debido a una hipoglucemia grave, alguien deberá administrarle una inyección de glucagón y llamar al 9-1-1. Una inyección de glucagón elevará rápidamente la glucosa en la sangre a una concentración normal. La persona debe preguntar al médico cuándo y cómo usar un kit de emergencia de glucagón y debe considerar el uso de un brazalete o collar de identificación de alerta médica indicando diabetes. Si se desmaya, esta identificación de alerta médica informará a otros que la persona tiene diabetes y necesita atención médica de inmediato.

Neuropatías focales

¿Qué son las neuropatías focales?

Las neuropatías focales son afecciones en las que generalmente se dañan nervios individuales, con mayor frecuencia en la mano, la cabeza, el torso o la pierna. Este tipo de daño en los nervios es menos común que la neuropatía periférica o autonómica.

Muchas neuropatías focales diferentes pueden afectar a las personas que tienen diabetes.

Atrapamientos de los nervios

Los atrapamientos de los nervios, o los síndromes de atrapamiento, son el tipo más común de neuropatía focal. Los atrapamientos de los nervios ocurren cuando los nervios quedan comprimidos o atrapados en áreas donde pasan a través de conductos estrechos entre los huesos y los tejidos. Las personas con diabetes tienen más probabilidad de presentar atrapamientos de los nervios que las personas sin diabetes.5

El atrapamiento de los nervios más común se llama síndrome del túnel carpiano. Aunque menos del 10 por ciento de las personas con diabetes siente síntomas del síndrome del túnel carpiano, alrededor del 25 por ciento tiene alguna compresión de nervios en la muñeca.6

Otras neuropatías focales

Otras neuropatías focales que no involucran nervios atrapados son mucho menos comunes. Estas neuropatías focales afectan con mayor frecuencia a los adultos mayores. Los ejemplos incluyen neuropatías craneales, las cuales afectan los nervios de la cabeza. Las neuropatías craneales pueden causar problemas oculares o problemas con los músculos de la cara. Los síntomas dependen de cuál nervio ha sido afectado.

¿Qué causa las neuropatías focales?

Con el tiempo, las concentraciones altas de glucosa en la sangre, o azúcar en la sangre, y de grasas en la sangre, como los triglicéridos, causadas por la diabetes, pueden dañar los nervios y los pequeños vasos sanguíneos que nutren los nervios, causando las neuropatías focales.

¿Cuáles son los síntomas de las neuropatías focales?

Los atrapamientos de los nervios (neuropatías focales que involucran nervios atrapados) causan síntomas que comienzan gradualmente y empeoran con el tiempo. Ejemplos de estos síntomas incluyen:

  • el síndrome del túnel carpiano, que causa dolor, entumecimiento y hormigueo en el dedo pulgar, el dedo índice y el dedo medio, y a veces debilidad para agarrar y apretar
  • atrapamiento del nervio ulnar, que causa dolor, entumecimiento y hormigueo en los dedos pequeños y anulares
  • atrapamiento del nervio peroneo, que causa dolor en la parte externa del inferior de la pierna y debilidad en el dedo gordo del pie

Mujer sujetando su muñeca adolorida.El atrapamiento de nervios más común es el síndrome del túnel carpiano.

Las neuropatías focales que no involucran nervios atrapados causan síntomas que comienzan repentinamente y mejoran después de varias semanas o meses. Dependiendo de qué nervio está afectado, se puede tener dolor y otros síntomas en:

  • la mano
  • la pierna
  • el pie
  • el torso

Las neuropatías craneales (neuropatías focales que afectan los nervios de la cabeza) pueden causar síntomas como:

  • dolor detrás de un ojo
  • visión doble
  • parálisis en un lado de la cara, llamada parálisis de Bell
  • problemas para enfocar los ojos

¿Cómo diagnostican los médicos las neuropatías focales?

Los médicos diagnostican las neuropatías focales preguntando sobre los síntomas y realizando pruebas como estudios de conducción nerviosa y una electromiografía (EMG). Los estudios de conducción nerviosa revisan la rapidez con la que se mueven las señales eléctricas a través de los nervios en diferentes partes del cuerpo. La EMG muestra cómo los músculos responden a los nervios.

¿Cómo tratan los médicos las neuropatías focales?

El médico puede tratar el dolor de la neuropatía focal con los mismos medicamentos utilizados para tratar el dolor de la neuropatía periférica (en inglés).

Para tratar una neuropatía focal que involucra un nervio atrapado, el médico puede recomendar:

  • usar una tablilla o refuerzo para aliviar la presión en el nervio
  • medicamentos que reducen la inflamación
  • cirugía, si otros tratamientos no funcionan

En casos de neuropatías focales que no involucran nervios atrapados, la mayoría de las personas se recuperan en unas pocas semanas o meses, incluso sin tratamiento.

Bibliografía

Neuropatía proximal

¿Qué es la neuropatía proximal?

La neuropatía proximal es un tipo raro e incapacitante de daño en los nervios de la cadera, glúteo o muslo. Este tipo de daño en los nervios generalmente afecta un lado del cuerpo y en raras ocasiones puede extenderse al otro lado.

La neuropatía proximal es más común en los hombres que en las mujeres y más común en personas mayores de 50 años. La mayoría de las personas con esta afección tienen diabetes tipo 2.

¿Qué causa la neuropatía proximal?

Con el tiempo, las concentraciones altas de glucosa en la sangre, o azúcar en la sangre, y de grasas en la sangre, como los triglicéridos, causadas por la diabetes, pueden dañar los nervios y los pequeños vasos sanguíneos que nutren los nervios, causando neuropatías focales.

¿Cuáles son los síntomas de la neuropatía proximal?

Los síntomas pueden incluir:

  • dolor repentino y a veces fuerte en la cadera, glúteo o muslo
  • debilidad en las piernas que hace difícil levantarse después de estar sentado
  • pérdida de reflejos, como el reflejo de la rodilla o rotuliano, que es el movimiento automático de la parte inferior de la pierna cuando el médico golpea suavemente el área debajo de la rótula
  • desgaste muscular o pérdida de tejido muscular
  • pérdida de peso

Después de que comienzan los síntomas, generalmente empeoran y luego mejoran gradualmente a través de un período de meses o años. En muchos casos, los síntomas no desaparecen por completo.

Un hombre levantándose después de estar sentado, poniendo una mano en la cadera adolorida.Los síntomas de la neuropatía proximal pueden incluir dolor repentino y en ocasiones fuerte en la cadera, glúteo o muslo.

¿Cómo diagnostican los médicos la neuropatía proximal?

Los médicos diagnostican la neuropatía proximal preguntando sobre los síntomas y realizando pruebas , como estudios de conducción nerviosa y una electromiografía (EMG). Los estudios de conducción nerviosa revisan la rapidez con la que se mueven las señales eléctricas a través de los nervios en diferentes partes del cuerpo. La EMG muestra cómo los músculos responden a los nervios.

¿Cómo puede una persona ayudar a tratar la neuropatía proximal?

Una persona puede ayudar a tratar la neuropatía proximal controlando la diabetes, lo cual significa controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol.

¿Cómo tratan los médicos la neuropatía proximal?

El médico puede tratar el dolor de la neuropatía proximal con los mismos medicamentos utilizados para tratar el dolor de la neuropatía periférica (en inglés).

El médico también puede recomendar fisioterapia para ayudar a aumentar la fuerza y la terapia ocupacional para ayudar con las actividades diarias.

La mayoría de las personas se recuperan de la neuropatía proximal en unos pocos años, incluso sin tratamiento.

Febrero de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK desea agradecer a: Rodica Pop-Busui, M.D., Ph.D., University of Michigan

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.